El miedo constante a volverse a lesionar

Actualizado: feb 11



Al entrenar constantemente es normal lesionarse, no es ninguna sorpresa y más de uno ha vivido el miedo constante a volverse a lesionar. Por eso en este artículo queremos compartirte situaciones seguramente similares a las que ya has vivido o estás viviendo.


Ese miedo después de la lesión


Nos lesionamos, hacemos fisioterapia, nos dan el visto bueno para volver a entrenar. Volvemos a la calle, entrenamos pero nos queda un miedo en la cabeza. Qué pasa si la lesión vuelve a aparecer? Y ahí es cuando empezamos a sugestionarnos nosotros mismos con "tengo una leve molestia todavía".


Puede que la molestia sea cierta, sin embargo si nos quedamos con el miedo, no vamos a pasar de ahí. Es normal sentirlo, pero tampoco nos podemos a acostumbrar a vivir con él. Habrá que pensar en otras cosas mientras entrenamos, habrá que hacer fortalecimiento constantemente e incluso aguantarse esa molestia mientras recuperamos la confianza que teníamos antes.


Si uno se mete en la cabeza que está lesionado, te aseguramos que estarás lesionado, pero de la cabeza.


Un poco de humildad es siempre bienvenida




Cuando creemos que estamos en nuestro mejor momento deportivo, cuando nadie puede vencernos y nos juramos inmortales es cuando ocurren muchas lesiones.


Esto ocurre porque olvidamos hacer las partes más básicas de los entrenamientos. Estas son:


  1. Fortalecimiento: Seguramente una poco apetecida porque normalmente se hace en el gimnasio. Sí, encerrados, sin aire fresco en la cara y compartiendo el mismo pequeño espacio con más personas. Sin embargo toca, toca hacer fortalecimiento con algo de peso, en algunas máquinas o hasta incluso en un simple salón y un theraband.

  2. Flexibilidad: Tampoco es muy popular querer hacer este tipo de ejercicios, sobre todo porque son pensados como típico ejercicio de recreacionista de resort o de salón social. Pero también toca, nuestro cuerpo necesita flexibilidad para aguantar tantos movimientos repetitivos por tanto tiempo prolongado.

  3. Estiramiento: El menos considerado de todos. Todos lo evitamos y argumentamos que por estirar es que nos hemos lesionado anteriormente. Y también toca estirar, ayudarle a los músculos a recuperarse, a devolver el ácido láctico a donde corresponde. Entrar en la rutina puede costarnos pero vale la pena hacerlo.

  4. Core: El más subvalorado de todos. Pocos creen que en el core está toda la fuerza para mover las extremidades, por eso nadie quiere fortalecer el abdomen y la espalda. Hay una buena app que se llama Seven y ayuda bastante a hacer este entrenamiento más divertido.

Queremos conocer qué casos similares has vivido y cómo los has superado. Cuéntanos en los comentarios


10 vistas
  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon
  • Black YouTube Icon

Síguenos en Instagram:

Encuentranos en:
  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanco Icono de YouTube
@personalrecord.co

©2019 by Personal Record

contacto@personalrecord.co